Aceptar a Cristo

PASOS A SEGUIR, LUEGO DE ACEPTAR A CRISTO

Al iniciar un camino nuevo, debemos analizar, revisar y establecer nuevas estrategias y decisiones sobre cómo vamos a afrontar estos nuevos desafíos, Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? 29  No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, 30  diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar.” Lucas 14:28-30RV60.

Debemos saber la forma correcta de poder llegar al final, por lo tanto es hora de empezar de cero, existen 3 cosas que debemos adoptar:

1. CONGREGARSE: Es muy bueno congregarnos, existen muchas razones para hacerlo, pero creo que hay varias en particular: que nos guíen, que nos enseñen y que nos ayuden a poder hacer lo mismo por los demás demostrando nuestro amor a Dios. Harás congregar al pueblo, varones y mujeres y niños, y tus extranjeros que estuvieren en tus ciudades, para que oigan y aprendan, y teman a Jehová vuestro Dios, y cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley;” Deuteronomio 31:12  RV60. En el caso de Moisés dejó esta ley para celebrar la fiesta de los tabernáculos, pero nos sirve de muestra de la forma en que ya estaba escrito desde sus tiempos el congregarnos. También nos sirve para animarnos y darnos consejos unos a otros como lo dijo el Apóstol Pablo “antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.” Hebreos 3:13  RV60. Desde el tiempo de Moisés se reunián las personas a escuchar la palabra de Dios, “Porque Moisés desde tiempos antiguos tiene en cada ciudad quien lo predique en las sinagogas, donde es leído cada día de reposo.[a] “Hechos 15:21 RV60.

Es bueno congregarnos, orar para que Dios nos lleve donde Él cree que debemos estar. Pero sobre todo, tener la convicción de que al congregarnos estamos para aprender, oír, meditar, y sobre todo servir, que es parte esencial. Conforme nuestro crecimiento lo demuestre, el Señor estará satisfecho de nuestra entrega y podrá decir “Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” Mate0 25:23 RV60. 

2. LEER LA BIBLIA SIEMPRE: Lámpara es a mis pies tu palabra,  Y lumbrera a mi camino.” Salmos 119:105 RV60. Este es el mejor versículo que hay para explicarlo, la biblia es una luz que ilumina nuestro camino en la oscuridad, razón por la cual debemos aprender a leerla y comprenderla, pidiendo en oración al Espíritu Santo nos conceda el discernimiento para entender lo que Dios quiere hablarnos, de la misma forma nos cuenta la historia desde el inicio hasta el final, debemos entender que este es un manual de vida, si nos regimos a sus palabras llegaremos muy lejos, llegaremos a vivir con Dios eternamente, a conocerle y verle a totalidad.

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” Mateo 24:35 RV60, su palabra es eterna y siempre edificante, es necesario que la adoptemos diariamente y meditemos en ella. El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.(B) “Mateo 4:4  RV60, es el alimento que necesitamos, el conocimiento de lo sucedido y lo que vendrá, Las leyes y como Dios ha respaldado a muchos hombres que han demostrado ser hijos suyos, La forma en que debemos comportarnos con lo que Dios nos da y lo que debemos dar.

Allí dejó Dios todo, solo para que nosotros lo recibamos y lo adoptemos en nuestra mente y corazón. “Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.” Lucas 11:28 RV60

3. TENER UN COACH O LÍDER: ¿Por qué un coach? Y porque no. ¿Necesitamos alguien así para nuestra vida?. Los mejores equipos de deportes son guiados por entrenadores, ellos son los que conocen del tema, instruyen y entrenan, así como estudian a los jugadores para saber sus habilidad y poderlos explotar en los puestos para los que son ideales.

Jesús era un coach de sus discípulos y les enseñaba, les guiaba y sacaba de ellos lo mejor así como los hacía reconocer sus errores, pero ponía condiciones para seguirlo que se debían cumplir, Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo. “Lucas 14:33  RV60; “Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.(F) “Lucas 9:23 RV60.

Siempre me he preguntado porque no nos gusta que alguien nos diga que hacer y la respuesta es la siguiente, todos creemos que podemos hacer lo que queramos y no habrá malas consecuencias. Sin embargo esto no es algo que como cristianos debamos creer. Si leemos la palabra de Dios para toda promesa hay condiciones y para todo pecado hay consecuencias Porque la paga del pecado es muerte,” Romanos 6:23a. Por tal razón necesitamos alguien que nos guíe, Moisés guío a Josué y el logró cosas mucho más grandes que su mentor, el Apóstol Pablo fue el mentor de muchos por ejemplo Timoteo que a pesar de ser muy joven hizo el trabajo que Dios le encomendó, y así hay muchos ejemplos.

Encontremos a nuestro Coach o Mentor y logremos lo que la palabra nos dice, CRECER, Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora,  Que va en aumento hasta que el día es perfecto.“ Proverbios 4:18 RV60.

Como conclusión, necesitamos tomar en cuenta estas tres cosas que debemos adoptar, ya que formaran parte de nuestra vida, congregarnos, leer la Biblia y adoptar un coach, ya que dejarán una marca en nuestro corazón y sobre todo nos ayudarán y guiarán en el camino correcto.

Anuncios

AL ACEPTAR A CRISTO, ¿CONOCEMOS REALMENTE DE QUE SE TRATA?

Esta es una pregunta que deberíamos hacernos aún con años asistiendo a la iglesia, años conociendo del Señor, años caminando y trabajando en el ministerio. Pero es necesario analizar la decisión que tomamos, ya que decidimos hacer un cambio para toda la vida.

Ejemplifiquémoslo con una historia:

Mario recibe una llamada de su amigo Rodrigo el cual tenía años de no dar señales de vida, sin embargo cuando Mario reconoce el número contesta alegremente y sin dudar.

Rodrigo: cómo has estado

Mario: bien, que gusto de escucharte, hace años que no nos hablábamos.

Rodrigo: Lo mismo digo, te llamo para invitarte el domingo a la iglesia, ahora soy cristiano.

Mario: hum, déjame ver

Rodrigo: puede ser este domingo o el otro, hay servicios a las 8:00 o las 11:00 de la mañana, ah y también podrías ir un martes a las 7:00 de la noche, vos me decís.

Mario: déjame pensarlo y te aviso.

Y continua la charla de cosas que han hecho Rodrigo, le cuenta cómo ha cambiado su vida. La forma en que le gustaría que él, que había sido un buen amigo, lograra conocer a Cristo de la misma forma que él lo había hecho.

A los días Rodrigo recibe una llamada de Mario en la cual le dice este domingo llego. El domingo llega Mario, Dios le habla, el abre su corazón y acepta a Cristo en su vida. Todos lo felicitan y lo invitan a seguir llegando a la iglesia.  Sin embargo la historia no termina allí, este él es principio de una nueva historia, de una nueva vida para Mario. Creo que muchas personas se sienten identificadas con esta historia, creo que llegó el momento en que enseñemos que allí inicia una nueva historia con nuevas promesas, gigantescas, pero que también tienen sus obligaciones o condiciones.

Cuando iniciamos el proceso para aceptar al Señor Jesús en nuestra vida e incluirlo para siempre en ella, existen 3 formas de conocer que no tomamos en cuenta, que son:

a.      CONOCER LA NUEVA VIDA EN CRISTO: En la Biblia Reina Valera existe un encabezado llamado así en efesios:

La nueva vida en Cristo

“Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18  teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; 19  los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. 20  Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, 21  si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. 22  En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre,(D) que está viciado conforme a los deseos engañosos, 23  y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24  y vestíos del nuevo hombre,(E) creado según Dios(F) en la justicia y santidad de la verdad. 25  Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo;(G) porque somos miembros los unos de los otros. 26  Airaos, pero no pequéis;(H) no se ponga el sol sobre vuestro enojo, 27  ni deis lugar al diablo.  28  El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. 29  Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. 30  Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. 31  Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. 32  Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.(I) “Efesios 4:17-32  RV60

Apartir del capítulo 22 están detallados paso a paso y por nombre la lista de cosas que debemos quitar de nuestra vida y también incluye parte de las cosas que debemos hacer ahora, cuando pensamos que no hay un camino que nos dicen una cosa aquí y en otro lado nos han dicho otra, debemos buscar el consejo de Dios y reconocer que Él dejo todo escrito en su palabra ya solo para consultarla y meditar, además de pedir la guía al Espíritu Santo cada vez que iniciemos su lectura.

Creo que con la lectura de la Biblia las reglas del juego serán conocidas a totalidad por cualquiera que necesite saberlas, de la misma forma creo que es nuestro deber informar a los demás de estas reglas.

Me gustaría hacer una pregunta ¿Conoces las reglas?, si tu respuesta es SI, tu deber es enseñarlas a los demás. Si tu respuesta fue NO, te digo ¿Qué estás esperando para conocerlas? La palabra de Dios es clara y dice “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento…” Oseas 4:6ª. RV60

b.      CONOCER EL COMPROMISO ADQUIRIDO: cuando un hombre haga un voto al Señor, o bajo juramento haga un compromiso, no deberá faltar a su palabra sino que cumplirá con todo lo prometido.” Números 30:2  NVI

Me atrevo a pensar que la mayoría de los cristianos hemos aceptado al Señor como nuestro único salvador, y no hemos  tomado el tiempo para reflexionar en realidad a lo que nos estamos metiendo, el compromiso que hemos adquirido con Dios. A que me refiero con esto, en la Biblia, la cual inmediatamente debemos adoptar como un manual de vida, podemos instruirnos día a día para saber lo que Dios ha sacrificado por nosotros, lo que ha dejado para que sepamos llevar una vida de santidad  bajo sus mandamientos y los pasos que debemos seguir para llegar al fin de nuestros días y poder gozar de lo que Él tiene preparado para nosotros. Pero el punto principal es conocer que hemos aceptado. Recuerdo que antes solo con la palabra se hacían tratos, ventas y muchas transacciones, decían que las personas eran honorables y cumplían su palabra, eso es lo que hacemos cuando aceptamos al Señor se lo decimos de corazón creyéndolo realmente que así es. 

“Pero me temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, los pensamientos de ustedes sean desviados de un compromiso puro y* sincero con Cristo.” 2Corintios 11:3 NVI; “Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva,(A) vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.” 2Corintios11:3 RV60  Me parece correcto incluir esta cita en dos versiones, poque hablan sobre el compromiso que tenemos hacia Cristo y en la otra versión lo muestra como una sincera fidelidad a Cristo, en ambas versiones se nos muestra cómo debemos ser nosotros con Èl: comprometidos y fieles.

“la cual simboliza el bautismo que ahora los salva también a ustedes. El bautismo no consiste en la limpieza del cuerpo, sino en el compromiso de tener una buena conciencia delante de Dios. Esta salvación es posible por la resurrección de Jesucristo,” 1Pedro 3:21 NVI; “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo,” 1Pedro 3:21  RV60; Es necesario que dejemos en claro cuándo es que sellamos este compromiso, En el caso de Dios lo hacemos con el bautismo en agua por el cual sellamos el trato.

“Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.Romanos 6:4 RV60; Por esta razón es que sellamos el compromiso ya que dejamos la vida vieja sepultados en el agua y regresamos a una vida nueva prácticamente es una resurrección de nuestra vida en el mismo cuerpo. “sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos. Colosenses 2:12 RV60.

 A partir de allí, de nosotros depende cumplir con el compromiso a cabalidad.

 Este compromiso adquirido tiene 3 partes que debemos llevar a cabo:

 1. Conocer, estudiar y regir nuestra vida por la palabra de Dios.

2. Reconocer que el Espíritu Santo mora en nosotros, (ya que somos el templo de Cristo). Orar en todo tiempo, tal como lo dice la palabra de Dios “Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17

3. Cumplir a cabalidad con los requisitos que el Señor pide, haciendo de nuestra vida un ejemplo de su amor, y demostrando que seguimos sus pasos.

 c.       CONOCER A DIOS ¿Cómo vamos a conocer a Dios? La respuesta es fácil por medio de su palabra, de las cosas que ha hecho para que podamos vivir como por ejemplo lo que se explica en Génesis, creó el cielo y la tierra, los animales, las plastas y muchas cosas más. Por supuesto también creó al Hombre, y de allí en adelante podemos ver la historia de la humanidad sus cosas buenas y malas, pero hay algo que hay que destacar de todo, y es que Dios dio a su hijo unigénito en sacrificio por medio de la cruz, por ti y por mi, para que por medio de su sangre fueran lavados nuestros pecados y pudiéramos tener vida eterna.

1. CONVICCIÓN: El conocer a Dios requiere que nosotros estemos dispuestos a aceptar e iniciar los procesos en los cuales el nos quiere meter, para que podamos aprender y arreglar nuestra vida, un claro ejemplo es el de Job, el cual inicio un proceso no por sus errores sino para ser probado, se reconoció que era un hombre santo Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.” Job 1:1.  RV60Sin embargo inicio un proceso en el que perdió todo posesiones, familia, salud, etc.  De esta forma el pudo conocer a Dios “De oídas te había oído;  Mas ahora mis ojos te ven.” Job 42:5. rv60.  Si hay algo que nos enseña su historia es sobre convicción, Job era un hombre de convicciones, allí nos dice que había oído de Dios y era un hombre que sobresalía de los demás por ser temeroso de Él, sin embargo en este proceso lo puedo ver. Esa creo que fue la recompensa inicial de haber superado su proceso.

2. OBEDIENCIA: El Señor Jesús antes de iniciar su entrega, ya conocía lo que iba a pasar, y llego un momento en que dijo algo que debería ser el ejemplo más grande de obediencia, ya que tenía una lucha Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.” Mateo 26:39 RV60. Cuando habla, “pase de mi esta copa”, es como yo no quiero sentir esto si es posible ya no lo hagamos, sin embargo seguidamente dice “pero no sea como yo quiero, sino como tú” y allí confirma la sujeción a su padre y la obediencia más allá de cualquier cosa, ya que Él sabía lo que iba a sufrir y pasar por nosotros.

3. SANTIDAD: La santidad es un requisito que debemos llenar y eso demuestra nuestras convicciones y obediencia hacia Dios, eso nos hace conocerlo más y más.

En las vestiduras de los sacerdotes, debía llevarse esta palabra “Harás además una lámina de oro fino, y grabarás en ella como grabadura de sello, SANTIDAD A JEHOVÁ.” Éxodo 28:36; “Hicieron asimismo la lámina de la diadema santa de oro puro, y escribieron en ella como grabado de sello: SANTIDAD A JEHOVÁ.” Éxodo 39:30. RV60. 

La palabra de Dios es clara respecto a santidad y da instrucciones en Levítico 21 se habla sobre la santidad de los sacerdotes, en Levítico 22 de santidad de las ofrendas.  En los salmos de David hablaba sobre las santidad de Jehová Alegraos, justos, en Jehová,  Y alabad la memoria de su santidad.” Salmos 97:12. En Isaías también se habla de santidad de Dios “Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.” Isaías 57:15. RV60.

La base para la santidad está en Hebreos Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.” Hebreos 12:14. RV60. Por qué nos marca el paso nos dice realmente que la paz con todos y la santidad son el requisito para ver al Señor, para conocerlo, para poder llegar a donde Él quiere que lleguemos.

Practiquemos en nuestra vida estas tres formas de conocer y hagámoslas parte de nuestro diario caminar. Recordemos esto es parte esencial para poder ver al Señor.