talentos y dones

Llamado, Talentos y Dones del Rey David

Cuando hablamos de dones, talentos y llamado debemos poner ejemplos para poder comprender de mejor forma una de las historias de hombres de la Biblia que me gusta es la historia del Rey David, un hombre que tenía un llamado ni más ni menos que a ser Rey, sin embargo esto no limitaba su talento, era músico, tocaba instrumentos, disfrutaba escribir alabanzas y danzar para el Señor.

David nos da un gran ejemplo, y nos da muchas cosas que podemos aprender a través de sus experiencias. Por ejemplo a comprender cuando es un llamado y cuando es un talento, por tal razón considero necesario leer la historia escrita en la biblia de David, iniciando en 1 samuel 16.

Llamado del Rey David

Dijo Jehová a Samuel:  ¿Hasta cuándo llorarás a Saúl,  habiéndolo yo desechado para que no reine sobre Israel?  Llena tu cuerno de aceite,  y ven,  te enviaré a Isaí de Belén,  porque de sus hijos me he provisto de rey. 2  Y dijo Samuel:  ¿Cómo iré?  Si Saúl lo supiera,  me mataría.  Jehová respondió:  Toma contigo una becerra de la vacada,  y di:  A ofrecer sacrificio a Jehová he venido. 3  Y llama a Isaí al sacrificio,  y yo te enseñaré lo que has de hacer;  y me ungirás al que yo te dijere. 4  Hizo,  pues,  Samuel como le dijo Jehová;  y luego que él llegó a Belén,  los ancianos de la ciudad salieron a recibirle con miedo,  y dijeron:  ¿Es pacífica tu venida? 5  El respondió:  Sí,  vengo a ofrecer sacrificio a Jehová;  santificaos,  y venid conmigo al sacrificio.  Y santificando él a Isaí y a sus hijos,  los llamó al sacrificio. 6  Y aconteció que cuando ellos vinieron,  él vio a Eliab,  y dijo:  De cierto delante de Jehová está su ungido. 7  Y Jehová respondió a Samuel:  No mires a su parecer,  ni a lo grande de su estatura,  porque yo lo desecho;  porque Jehová no mira lo que mira el hombre;  pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos,  pero Jehová mira el corazón. 8  Entonces llamó Isaí a Abinadab,  y lo hizo pasar delante de Samuel,  el cual dijo:  Tampoco a éste ha escogido Jehová. 9  Hizo luego pasar Isaí a Sama.  Y él dijo:  Tampoco a éste ha elegido Jehová. 10  E hizo pasar Isaí siete hijos suyos delante de Samuel;  pero Samuel dijo a Isaí:  Jehová no ha elegido a éstos. 11  Entonces dijo Samuel a Isaí:  ¿Son éstos todos tus hijos?  Y él respondió:  Queda aún el menor,  que apacienta las ovejas.  Y dijo Samuel a Isaí:  Envía por él,  porque no nos sentaremos a la mesa hasta que él venga aquí. 12  Envió,  pues,  por él,  y le hizo entrar;  y era rubio,  hermoso de ojos,  y de buen parecer.  Entonces Jehová dijo:  Levántate y úngelo,  porque éste es. 13  Y Samuel tomó el cuerno del aceite,  y lo ungió en medio de sus hermanos;  y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David.  Se levantó luego Samuel,  y se volvió a Ramá.” 1 Samuel 16:1-13

Desde el principio de su historia podemos ver el llamado que Dios había hecho a David, razón por la cual envió al profeta Samuel para ungir al Rey de Israel, lo importante de esta historia es que muchos son los llamados pero pocos los escogidos, los hermanos de David eran de buen parecer y todo indicaba para los hombres que uno de ellos podía llegar a ser el Rey que Dios quería, sin embargo como siempre Dios nos sorprende ya que escogió al hijo menor David, demostrándonos una vez más su sorprendente amor,  y que las cosas que pensamos como humanos que son las acertadas, no lo son.

Talentos del Rey David

El Espíritu de Jehová se apartó de Saúl,  y le atormentaba un espíritu malo de parte de Jehová. 15  Y los criados de Saúl le dijeron:  He aquí ahora,  un espíritu malo de parte de Dios te atormenta. 16  Diga,  pues,  nuestro señor a tus siervos que están delante de ti,  que busquen a alguno que sepa tocar el arpa,  para que cuando esté sobre ti el espíritu malo de parte de Dios,  él toque con su mano,  y tengas alivio. 17  Y Saúl respondió a sus criados:  Buscadme,  pues,  ahora alguno que toque bien,  y traédmelo. 18  Entonces uno de los criados respondió diciendo:  He aquí yo he visto a un hijo de Isaí de Belén,  que sabe tocar,  y es valiente y vigoroso y hombre de guerra,  prudente en sus palabras,  y hermoso,  y Jehová está con él. 19  Y Saúl envió mensajeros a Isaí,  diciendo:  Envíame a David tu hijo,  el que está con las ovejas. 20  Y tomó Isaí un asno cargado de pan,  una vasija de vino y un cabrito,  y lo envió a Saúl por medio de David su hijo. 21  Y viniendo David a Saúl,  estuvo delante de él;  y él le amó mucho,  y le hizo su paje de armas. 22  Y Saúl envió a decir a Isaí:  Yo te ruego que esté David conmigo,  pues ha hallado gracia en mis ojos. 23  Y cuando el espíritu malo de parte de Dios venía sobre Saúl,  David tomaba el arpa y tocaba con su mano;  y Saúl tenía alivio y estaba mejor,  y el espíritu malo se apartaba de él.” 1 samuel 16: 14-23

El Rey David tenia talentos descritos en el versículo 18, uno era saber tocar instrumentos musicales en este caso era el arpa, era valiente, no todas las personas tienen este talento, era prudente al hablar, o sea que era una persona confiable, era hermoso, esta es la descripción como persona, y principalmente Jehová estaba con Él.

Qué buena descripción ojalá cuando nos describen a nosotros o a mí pudieran tantas cosas buenas como las que tenía David, sin embargo todos tenemos talentos diferentes, Dios nos ha dado a unos más y a otros menos según nuestras capacidades, ya lo describe la parábola de los talentos, no necesariamente habla de dinero sino también de nuestros talentos personales, y que debemos ponerlos al servicio de Dios.

Estos talentos que tenemos forman parte nuestra a tal grado que nuestros trabajos muchas veces dependen de ellos, si somos buenos para los números trabajamos en finanzas, si somos buenos en el trato de las personas trabajamos en recursos humanos, si somos buenos para convencer trabajamos en ventas, etc. David lo entendió y su trabajo fue de pastor de ovejas, el era fuerte y ágil peleaba con leones y osos para defender su rebaño sin embargo este trabajo le permitía mejorar su talento de la música.

En realidad los talentos también son para servir al Señor, y David lo comprendió ya que sabía, que Dios esperaba mucho de Él y le había dado las herramientas necesarias para lograrlo.

Dones del Rey David

El Don del Rey David que ocupa el primer lugar era tener un corazón conforme al de Dios, este fue el regalo más grande que se le dio. Y su primer don, un don maravilloso, el hecho de imaginarnos tener un corazón conforme a Dios le agrada, es algo que durante la historia pocos hombres han podido decir.

“Mas ahora tu reino no será duradero. Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Jehová te mandó.” 1Samuel 13:14; En el siguiente versículo habla de un hijo de David que reino y no tenia el mismo corazón que su padre, “Y anduvo en todos los pecados que su padre había cometido antes de él; y no fue su corazón perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de David su padre.” 1Reyes 15:3.

Aquí hace referencia a que era un corazón perfecto el que tenía David, un corazón como el de Dios, ese fue el don más importante que pudo tener David.

También fue profeta, “Varones hermanos, se os puede decir libremente del patriarca David, que murió y fue sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy. 30  Pero siendo profeta, y sabiendo que con juramento Dios le había jurado que de su descendencia, en cuanto a la carne, levantaría al Cristo para que se sentase en su trono,Hechos 2:29-30, Aquí lo deja claro el Apóstol Pablo cuando se hablaba en el libro de los hechos.

Estos dones son muy fuertes, son dones que Dios dio a un hombre que cambio la historia de un pueblo, un hombre que tenía un linaje que llegaría a Jesús, un hombre ejemplar, ya que también tuvo errores no era perfecto, les recuerdo era un hombre, sin embargo tenía el respaldo de Dios, y con eso no le faltaba nada más.

LOS DONES

Al conocer el llamado entendemos para que nos creo Dios, la razón. Al conocer los talentos entendemos las herramientas que Dios no ha dado para hacer las cosas, para nuestra vida, trabajo, y servicio. Pero en el caso de los dones siempre existen dudas ¿qué son? ¿cómo funcionan? ¿sé parecen a los poderes de superman?. Bueno es hora de que tratemos de comprender que son:

1-Los Dones se pasan (de padres a hijos o fidelidad)

Cuando Abraham va a morir deja todo a Isaac como herencia, sin embargo la Biblia dice que a sus hijos les dejo dones. “Pero a los hijos de sus concubinas dio Abraham dones, y los envió lejos de Isaac su hijo, mientras él vivía, hacia el oriente, a la tierra oriental.” Génesis 25:6; en el caso de Caleb con su hija, ella fue quién se lo pidió “Y ella respondió: Concédeme un don;  puesto que me has dado tierra del Neguev,  dame también fuentes de aguas.  El entonces le dio las fuentes de arriba,  y las de abajo.” Josué 15:19. En el caso de Moisés fue diferente ya que Josué estuvo durante mucho tiempo con Él, tiempo en el cual demostró su fidelidad a Dios y a Moisés, “Y Josué hijo de Nun fue lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había puesto sus manos sobre él; y los hijos de Israel le obedecieron, e hicieron como Jehová mandó a Moisés.” Deuteronomio 34:9

2- Los Dones deben ofrendarse (así como fueron dados por Dios debemos darlos también como ofrenda a Él)

“De todos vuestros dones ofreceréis toda ofrenda a Jehová; de todo lo mejor de ellos ofreceréis la porción que ha de ser consagrada.” Números 18:29; Debemos saber bien que así como fueron dados a nosotros, nosotros debemos ofrendarlos al Señor, ya que este es su propósito, “Pero en mi santo monte, en el alto monte de Israel, dice Jehová el Señor, allí me servirá toda la casa de Israel, toda ella en la tierra; allí los aceptaré, y allí demandaré vuestras ofrendas, y las primicias de vuestros dones, con todas vuestras cosas consagradas.” Ezequiel 20:40

3.- Los Dones son personas (para el servicio de Dios):

Hay un caso muy singular el de los Levitas que fueron escogidos por Dios para ser sus sacerdotes, en la biblia esta descrito que ellos en si como levitas son un don. “Y yo he dado en don los levitas a Aarón y a sus hijos de entre los hijos de Israel, para que ejerzan el ministerio de los hijos de Israel en el tabernáculo de reunión, y reconcilien a los hijos de Israel; para que no haya plaga en los hijos de Israel, al acercarse los hijos de Israel al santuario.” Números 8:19. A mi parecer los dones eran poderes sin embargo, en este caso son personas que sirven directamente al Señor, el los creó como un don, no con dones, como en don en sí para servirle. “Porque he aquí, yo he tomado a vuestros hermanos los levitas de entre los hijos de Israel, dados a vosotros en don de Jehová, para que sirvan en el ministerio del tabernáculo de reunión.” Números 18:6

Al leer el versículo 7 podemos comprender a cabalidad la razón del don a los levitas, una razón de peso, servir a Nuestro Señor con su sacerdocio. “Mas tú y tus hijos contigo guardaréis vuestro sacerdocio en todo lo relacionado con el altar, y del velo adentro, y ministraréis. Yo os he dado en don el servicio de vuestro sacerdocio; y el extraño que se acercare, morirá.” Números 18:7.

4-Los Dones son Vida y gozo (El trabajo genera alimentos y posesiones):

En el capítulo 19 de de Josué se habla sobre Caleb, cuando conquisto Hebrón y Debir, el dice que quién tome a Quiriat-Sefer (así se llamaba antes Debir) se podrá casar con su hija, Otoniel que era su sobrino lo logró y Caleb cumplió su promesa, al irse ella le pidió tierras y el se las concedió, sin embargo le pidió más: “Y ella respondió:  Concédeme un don;  puesto que me has dado tierra del Neguev,  dame también fuentes de aguas.  El entonces le dio las fuentes de arriba,  y las de abajo.” Josué 15:19. En este caso los dones eran agua, algo que todos necesitamos para vivir, lo curioso de este caso es que vuelve a contarse en Jueces 1:19.

“y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor. “Eclesiástes 3:13. Aquí podemos encontrar nuevamente otro don los alimentos  y el gozo de nuestro trabajo, ya que si son ganados con nuestro esfuerzo se convierten en dones que Dios nos da, ya que el trabajo también proviene de Él.

“Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios.” Eclesiástes 5:19. Y para terminar con las riquezas y bienes algo que pocas personas, han considerado como un don, la mayoría los considera una bendición. Lo mejor de todo es que lo que parece para nosotros una cosa, Dios lo vio de otra forma.

5- El don del Espíritu Santo (Entregado a nosotros por el bautizo)

El Apóstol Pedro exhorta a muchos en su primer discurso acerca del Señor. “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” Hechos 2:38. Más de tres mil personas recibieron su palabra y fueron bautizados ese día, cuán importante es dar a conocer las palabras de nuestro Señor y sobre todo conocerlas y valorarlas de corazón, el Señor Jesús nos habló que el Espíritu Santo iba a estar con nosotros, ahora comprendemos que también es un don que Dios nos ha dado.

6- El don No se compra (Ni con dinero, oro, plata o riquezas)

En Hechos 8 había un hombre llamado Simón que hacía magia y engañaba a la gente, este al ver al Apóstol Felipe quedo maravillado y recibió al Señor, después llegaron los Apóstoles Pedro y Juan y la gente recibió al Espíritu Santo, Simón quedo maravillado nuevamente sin embargo algo paso: “Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, 19 diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. 20  Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. 21  No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. 22  Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; 23  porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás. 24  Respondiendo entonces Simón, dijo: Rogad vosotros por mí al Señor, para que nada de esto que habéis dicho venga sobre mí.” Hechos 8:18-24. Este Simón no sabía que estaba queriendo comprar algo que Dios nos había dejado como un don, sin embargo al saberlo se arrepintió, pero sirvió de ejemplo para muchas personas que han pensado de esta forma.

7- Los dones son para todos (no hay excepciones)

“Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.” Hechos 10:45. En estos tiempos está muy claro que hacían de menos a muchas personas sin embargo las diferencias entre los Fieles y los Gentiles eran abismales, una vez más Dios nos muestra que su poder es para todos los que tengan el corazón dispuesto a aceptarle sin hacer excepciones. “Si Dios, pues, les concedió también el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo que pudiese estorbar a Dios? 18  Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!” Hechos 11:17-18 Pero también hay que dejar claro que cada uno tiene su propio don, “Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro.” 1Coríntios 7:7.Este es uno de los casos particulares los dones son para todos los que los quieran y acepten sus condiciones, esto si debe quedar muy claro.

8- Los dones vienen por las transgresiones para justificación (El don de la Justicia por la gracia de Jesucristo)

El Don de la gracia de Jesucristo, hizo que nuestros pecados fueran lavados por medio de su sacrificio y que podamos tener vida eterna junto con Él, además es alguien que obedeció y demostró la justicia de Dios. “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. 13  Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado. 14  No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir. 15  Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo. 16  Y con el don no sucede como en el caso de aquel uno que pecó; porque ciertamente el juicio vino a causa de un solo pecado para condenación, pero el don vino a causa de muchas transgresiones para justificación. 17  Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia. 18 Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. 19  Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos. 20  Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia; 21  para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro.” Romanos 5:12-21.

En 1 Corintios 12 la Palabra de Dios nos enseña sobre los dones Espirituales, nos detalla cuales son y qué debemos hacer con ellos, además de darnos las razones por las cuales Él los ha dado.

“No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales. 2  Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos. 3  Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo. 4  Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5  Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6  Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. 7  Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. 8  Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; 9  a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. 10  A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. 11  Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.” 1 Corintios 12:1-11

Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. 28  Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros,(C) luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. 29  ¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? 30  ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos? 31  Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente.” 1 Corintios 12:27-31

Estos versículos nos aconsejan y nos invitan a utilizar nuestros dones como Dios lo ha previsto.

-“No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.” 1Ti moteo 4:14

-“Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.” 2Timoteo 1:6

-“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.” Santiago1:17

-“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.” 1Pedro 4:10

Debemos procurar abundar en dones porque así lo ha querido nuestro padre para edificación de la iglesia “Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia.” 1Corintios 14:12; es necesario que comprendamos realmente lo que son los dones, son regalos que Dios nos da, en la Biblia habla sobre reyes que dieron dones, tal es el caso de Daniel al cual el Rey le dio dones, Entonces el rey engrandeció a Daniel, y le dio muchos honores y grandes dones, y le hizo gobernador de toda la provincia de Babilonia, y jefe supremo de todos los sabios de Babilonia.” Daniel 2:48; estos eran regalos.

Nosotros debemos tener claro que Dios tiene muchos regalos para nosotros, y desea que le sirvamos de muchas formas y la mejor forma de hacer lo es conociendo acerca de ellos. “Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios.” Romanos 11:29

LOS TALENTOS

Iniciamos con el ejemplo más claro que Jesús ilustro acerca de esto:

“Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. 15  A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos. 16  Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos. 17  Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos. 18  Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor. 19  Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. 20  Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos. 21  Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. 22  Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos. 23  Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. 24  Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; 25  por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. 26  Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. 27  Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. 28  Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. 29  Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. 30  Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.” Mat 25:14-30

En el versículo 15 queda bien claro que los talentos son dados a cada uno según su capacidad, unos tienen 1 y otros tienen hasta 5 talentos o muchos más, lo mejor de todo es que nos los da el Padre, Él nos conoce bien, muy bien por eso sabe nuestras capacidades y nos equipa para poder servirle, esto seria comparado con la configuración de una computadora, todo el hardware somos nosotros y eso determina los talentos que Dios nos da. Todos tenemos la responsabilidad de usar y usar bien nuestros talentos; porque llegará el momento en que nos pidan cuentas y allí tendremos que responder, y que mejor si logramos responder Señor así use mis talentos y los multiplique al doble o al triple y así nos podrá decir el Señor como en el versículo 23 “Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.”

Es momento de hacer una lista de nuestros talentos, de ver la forma en que podemos ponerlos en práctica para el servicio del Señor. Muchos tenemos talentos que nos sirven para trabajar en empresas, pero esos mismos talentos al servicio de Dios pueden llegar lejos, ya que estarían a disposición del mejor jefe del mundo, Dios.

¿Cuáles son tus talentos? ¿Cuántas veces te has dado cuenta de ellos? ¿Utilizas tus talentos todos los días? ¿Están tus talentos al servicio del Señor?  Trata de responder estas preguntas y lograrás encontrar una razón más para servir al Señor. Recuerda no necesariamente tienes que saber tocar un instrumento o saber de computación, puedes cocinar, puedes escuchar, eres agradable para los demás, piénsalo esos son talentos.

Reconócelos y ponlos en práctica algo nuevo pasará en tu vida.

LLAMADOS, TALENTOS Y DONES

Leyendo una de las historias más interesantes de la biblia, la del Rey David, me di cuenta que muchas veces confundimos el llamado con el talento y los dones, es necesario que los conozcamos y dividamos como realmente son, como cosas totalmente diferentes unas de otras:

1.       EL LLAMADO

La mayoría de nosotros hemos escuchado desde pequeños, lo que dice mucha gente, como por ejemplo: su hijo sabe pintar muy bien porque no lo mete a la escuela de artes plásticas o su nena puede cocinar muy bien yo creo que debería estudiar para chef.  Todas las personas que están cerca de nosotros piensan saber para qué somos buenos, sin embargo hay algo que nadie ha tomado en cuenta, Lo que Dios nos ha llamado a hacer.

Debemos dejar en claro también que la gran comisión, como lo dice su título en la versión  RV60 no es un llamado, es una comisión, funciona como algo que nos han encargado hacer. Como por ejemplo en las unidades militares cuando tienen una misión muchas veces se llama comisión, así debemos tener nosotros en claro que Jesús fue quién dio la orden y así lo dice claramente: “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.” 19  Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20  enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” Mat 28:18-20

Luego de dejar en claro que la gran comisión no es el llamado, es necesario que iniciemos a conocer que en la Biblia existen muchas historias sobre el llamado; uno de esos casos el Rey David, el cual fue ungido como Rey por el Profeta Samuel cuando era niño, aún cuando todos pensaban que el ungido seria uno de sus hermanos mayores Dijo Jehová a Samuel:  ¿Hasta cuándo llorarás a Saúl,  habiéndolo yo desechado para que no reine sobre Israel?  Llena tu cuerno de aceite,  y ven,  te enviaré a Isaí de Belén,  porque de sus hijos me he provisto de rey. 2  Y dijo Samuel:  ¿Cómo iré?  Si Saúl lo supiera,  me mataría.  Jehová respondió:  Toma contigo una becerra de la vacada,  y di:  A ofrecer sacrificio a Jehová he venido. 3  Y llama a Isaí al sacrificio,  y yo te enseñaré lo que has de hacer;  y me ungirás al que yo te dijere.” 1 Samuel 16:1-3; RV60. Tenemos al Profeta Samuel el cual su llamado era de profeta y fue prometido por su mamá que si nacía iba a vivir con los sacerdotes y ella cumplió su palabra Y ella dijo: ¡Oh, señor mío! Vive tu alma, señor mío, yo soy aquella mujer que estuvo aquí junto a ti orando a Jehová. 27  Por este niño oraba, y Jehová me dio lo que le pedí. 28  Yo, pues, lo dedico también a Jehová; todos los días que viva, será de Jehová.  Y adoró allí a Jehová.” 1Samuel 1:26-28 RV60. Si seguimos leyendo podemos ver el llamado del Apóstol Pablo el cual después de ser alguien que perseguía cristianos para torturarlos y matarlos se volvió un Apóstol del Señor. “Pablo,  siervo de Jesucristo,  llamado a ser apóstol,  apartado para el evangelio de Dios,” Romanos 1:1 RV60

Así como estos hombres de Dios llamados a servir de diferente forma, a ser personajes importantes en la Biblia, muchos más hijos de Dios tenemos un llamado. Sin embargo no todos podemos llevarlo a cabo, todo depende de la decisión que tomemos, la de seguir el camino correcto. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.” Mateo 22:14 RV60. La decisión de hacer las cosas como Dios las quiere, a muchos nos ha escogido desde el vientre de nuestra madre como en el caso del Profeta Jeremías Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.” Jeremías 1:5 RV60; Este es un claro ejemplo donde la edad no es impedimento y mucho menos una regla en cuanto al llamado. Y yo dije: ¡Ah! ¡ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño. 7  Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande. 8  No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová. 9  Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca. 10  Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.” Jeremías 1:6-10 RV60; Que mejor ejemplo que el de Jeremías, para animarnos, ya que cuando tenemos el llamado, Dios nos lo está recordando y mandando siempre, no importa si nos apartamos de sus caminos. Él Siempre está pendiente de nosotros y se encarga de recordárnoslo y de regresarnos al camino que tiene trazado para nosotros, creo que es necesario comprender esto a cabalidad.

Si ya conoces tu llamado, que estás esperando para iniciar ese camino, Dios ya lo trazo ahora solo falta que tú te lo creas.