gracias

Recompensas del Agradecimiento

Family picnicking together

“Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.” 1 Tesalonicenses 5:16-18

INTRO

Cuando hablamos del agradecimiento es necesario saber el porqué? Y para qué?, debemos ser agradecidos, que lo mejor viene de escuchar testimonios. Este año aprendi lo que es ser agradecido sin importar las circunstancias, pasamos por procesos difíciles con mi familia y todos sucedieron casi al mismo tiempo, perdidas familiares, enfermedades sin cura, empresas en camino a la quiebra, pero había una palabra de la Biblia que siempre estuvo en mi mente y mi corazón. “Dando siempre gracias a Dios el Padre por todo,…” Efesios 5:20a

3 cosas que hay que aprender del agradecimiento

1.- EL AGRADECIMIENTO DA PAZ

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.Filipenses 4:6-7 

Para que esta paz llegue hay tres cosas que debemos cumplir:

  1. Orar siempre
  2. Presentar nuestras peticiones a Dios
  3. Darle Gracias

La historia de Zaqueo está en Lucas 19:1-10, me imagino que para que Jesús se fijara en ti, así como lo hizo con él, fue porque en algún momento Zaqueo había orado y presentado sus peticiones y culpas, sin saber que Jesús iba a cenar en su casa, tal fue el cambio de Zaqueo y la paz que lo invadió después de este acontecimiento que devolvió el doble de lo que quito y hasta cuatro veces lo que robo. Él sintió un nivel muy alto de agradecimiento a Dios, solo el imaginarlo parado en la puerta de las personas diciendo disculpe en este sobre esta el doble de lo que le quite o disculpe aquí esta cuatro veces más de lo que le robe, eso solo indica una cosa, que tenía la paz de Dios.

En diciembre del año pasado licitamos para ser la agencia de Centro América de nuestro mayor cliente y no fuimos seleccionados, perdimos casi el 75% de ingresos, muchas personas cercanas, familia y amigos de confianza lo primero que me dijeron fue a quiénes vas a despedir, y yo respondí que iba a orar para saber que me indicaría el Señor, sin embargo mi oración sobre esto no fue contestada, eso me preocupo más, como iba a pagar, si no cubría la planilla.

Al pasar los días el Señor me dio paz y seguí esperando, nunca deje de trabajar en la iglesia, al contrario todo lo que pude hacer lo hice. Di primicias cuando no teníamos para la planilla, sembré en la iglesia, aún con préstamos, cuando no había para pagar mi sueldo, pague cuentas médicas altas milagrosamente aún cuando solo veía números rojos, Dios estaba allí, cuidándome, dándome paz. Poco a poco empezaron a llegar llamadas de clientes nuevos y algunos que seguían con nosotros, sumados cubrían nuestro presupuesto, así fueron varios meses, Dios tenía cuidado de mi, en todo sentido. En el mes de mayo recibí una llamada para entrar a una nueva licitación, el proveedor escogido anteriormente tuvo problemas, de nuevo entramos a un proceso de licitación, el 1 de julio llego el correo que habíamos sido seleccionados para manejar la cuenta completa, fue una noticia increíble y empezamos el 11 de julio esta nueva aventura.

Ser agradecido con el Señor por medio de orar, presentar mis peticiones y dar gracias en todo de palabra y de actos me dio paz, el Señor respondió mis oraciones.