recompensa

Recompensas del Agradecimiento III

Man praying over a Bible

3.- EL AGRADECIMIENTO AUMENTA LA FE

“Hermanos, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, como es justo, porque su fe se acrecienta cada vez más, y en cada uno de ustedes sigue abundando el amor hacia los otros.” 2 Tesalonicenses 1:3 

En Lucas 17:11-19 encontramos la historia de 10 leprosos que pusieron en riesgo lo poco que les quedaba de vida para mostrarse a Jesús, Él les hizo posible su milagro gracias a la fe de ellos. Les pidió que se presentaran a los sacerdotes aún a costa de su vida, ya que eran considerados inmundos y habían sido desterrados y olvidados en cuevas, llevaban una vida triste y miserable, el Señor Jesús los sano probando su fe, pero solo uno de ellos fue más allá, solo uno regreso a dar gracias a Dios, por eso obtuvo una recompensa mayor a su sanidad, la vida eterna.

Este año en el mes de marzo mi esposa Yady fue diagnosticada con cáncer de seno etapa IIA, por segunda vez, la primera fue en el 2010. Esta noticia sumada a lo de mi papá me golpeo mucho, pero no bajo mi nivel de fe, pasamos un proceso de quimioterapia y radioterapia (6 sesiones se programaron cada 3 semanas), digo pasamos porque yo estuve con ella todo el tiempo, solo me falto entrar al lugar donde le realizaban la radioterapia y quimioterapia, y si me hubieran dejado entrar lo habría hecho, no me imagino que se siente estar en cuarto solo esperando a que te hagan procesos duros para tu cuerpo y tu mente. Nunca deje de agradecer a Dios por su vida y luche por hacer cosas que bajaran su sufrimiento, en todo momento trato de hacerla feliz. Siempre el Señor estuvo con nosotros, tuvo cuidado de Yady en extremo, la tenía en el mejor hospital de Guatemala, con un oncólogo de renombre, y nos hicieron descuentos y planes de pago sin pedirlos, nuestra cuenta se pago antes de tiempo y creo que pagamos el 40% de lo que vale todo en realidad, vimos milagros cada día. Un lunes cuando iba corriendo ore creyendo que el Señor había sanado a Yady pidiéndole que adelantaran los exámenes, luego le pedí perdón porque yo creo que no debo decirle a Dios que hacer, ese día Yady tuvo un derrame, hablamos con el doctor y dijo que iba a adelantar los exámenes, al otro día le hicieron una resonancia con contraste y ya no había tumor, había desaparecido el cáncer, yo estaba en la sala de espera y la respuesta no llegaba pero siempre me imagine a Yady salir llorando para decirme que no tenía nada y así paso, Salió llorando a abrazarme y decirme que Dios la había sanado, que no había explicación médica por el tiempo de quimioterapia para que desapareciera en tan pocos meses un tumor de ese tamaño. Dios incremento mi fe y sigo tan agradecido que le prometí servir el doble de lo que lo hacía.

Ser agradecido con el Señor aumento mi fe y Dios respondió con un milagro, fue allí cuando me di cuenta que he servido al Señor con pasión pero que aún puedo dar más, se lo dije al Señor y el me ha tomado la palabra.

 EN SUMA

“Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.” Colosenses 3:17

Debemos dar gracias a Dios por todo, lo bueno y lo malo, porque Dios nos enseña y nos hace crecer con cada proceso, para enseñar a los demás que tenemos un Dios poderoso. Debemos hablar, publicar, testifica y hasta gritar lo que Él Señor a hecho, y así poder entender que para ser agradecidos y recibir siempre debemos dar primero.

 

 

Anuncios

Recompensas del Agradecimiento II

field of grass and happy young man

2.- EL AGRADECIMIENTO FORTALECE

“Dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” – Efesios 5:20

 En Marcos 14:3-10 Una Mujer llega agradecida con Jesús, no le importo ser castigada o que le pudiera pasar algo peor, su agradecimiento la llevo a derramar un perfume carísimo, no se si era del valor de todos sus ahorros, de todo lo que tenía, pero lo que si se es que su agradecimiento toco el corazón de Jesús. Y eso me hace pensar que solo el Señor le pudo dar fuerzas y valor para hacer esto.

El año pasado mi papá tuvo problemas con sus riñones y era necesario iniciar un proceso de diálisis, tenía que ir lunes, miércoles y viernes de 2:00 a 7:00 p.m todas las semanas, sin importar feriados o vacaciones. Mi hermana lo llevaba un día y yo el otro, mi papá así lo pidió, porque quería estar más tiempo con nosotros. Teníamos que hacer tiempo en el trabajo, en la familia y en la iglesia para que nuestra cita con mi papá nunca fuera interrumpida, sin embargo pudimos cumplir con todo, mientras más tiempo pasaba más agradecíamos a Dios por tener a mi papá, tratábamos de disfrutarlo al máximo y de hacer todo lo que podíamos para hacerlo feliz a pesar de lo que estaba viviendo.

Durante este proceso tuvo varias complicaciones, pero este año su deterioro fue mayor. El día 22 de marzo, un día antes de iniciar semana santa en mi país, me llamo, que se sentía muy mal y que lo llevará al seguro social, allí llevaban su caso y su historial, cuando llegue no tenía fuerzas, mover un brazo o una pierna representaba un dolor reflejado en su rostro, lo ayude a vestirse y lo lleve casi cargado al carro, estaba muy delgado había perdido mucho peso en el proceso, habíamos luchado mucho tiempo porque ganara masa muscular. Llegamos a la emergencia del hospital y había demasiadas personas esperando, esto nos llevo 3 horas para que lo atendieran, cuando ingreso para que lo atendieran y mientras empezaron a sacarle sangre para los exámenes nos dimos cuenta que lo llevamos por un dolor, sin saber que su cuerpo estaba colapsando por una infección intestinal.

Sigo tan agradecido con Dios porque me permitió estar allí hasta el final, fui quién lo vistió, fui su chofer, hasta su enfermero me permitieron ser, pude estar con él hasta sus últimas horas, casi no paso tiempo solo. Estoy convencido que el Señor se lo llevo a tiempo y me ha fortalecido hasta el día de hoy, tengo la plena confianza que mi papá paso por un proceso de casi 8 años, cuando empezaron sus padecimientos, que afirmo su pase al cielo, por eso Dios nos lo dejo ese tiempo, tenía cuidado de Él.

“Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.” Efesios 6:10

 Ser agradecido con el Señor me ayuda cada día a seguir adelante después de una perdida tan grande y tan cercana, pude sentir que habían arrancado un pedazo de mi corazón, nunca había sentido algo igual. Pero entendí que sembrar mi tiempo en mi familia y en las cosas del Señor me fortalecía.

Recompensas del Agradecimiento

Family picnicking together

“Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.” 1 Tesalonicenses 5:16-18

INTRO

Cuando hablamos del agradecimiento es necesario saber el porqué? Y para qué?, debemos ser agradecidos, que lo mejor viene de escuchar testimonios. Este año aprendi lo que es ser agradecido sin importar las circunstancias, pasamos por procesos difíciles con mi familia y todos sucedieron casi al mismo tiempo, perdidas familiares, enfermedades sin cura, empresas en camino a la quiebra, pero había una palabra de la Biblia que siempre estuvo en mi mente y mi corazón. “Dando siempre gracias a Dios el Padre por todo,…” Efesios 5:20a

3 cosas que hay que aprender del agradecimiento

1.- EL AGRADECIMIENTO DA PAZ

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.Filipenses 4:6-7 

Para que esta paz llegue hay tres cosas que debemos cumplir:

  1. Orar siempre
  2. Presentar nuestras peticiones a Dios
  3. Darle Gracias

La historia de Zaqueo está en Lucas 19:1-10, me imagino que para que Jesús se fijara en ti, así como lo hizo con él, fue porque en algún momento Zaqueo había orado y presentado sus peticiones y culpas, sin saber que Jesús iba a cenar en su casa, tal fue el cambio de Zaqueo y la paz que lo invadió después de este acontecimiento que devolvió el doble de lo que quito y hasta cuatro veces lo que robo. Él sintió un nivel muy alto de agradecimiento a Dios, solo el imaginarlo parado en la puerta de las personas diciendo disculpe en este sobre esta el doble de lo que le quite o disculpe aquí esta cuatro veces más de lo que le robe, eso solo indica una cosa, que tenía la paz de Dios.

En diciembre del año pasado licitamos para ser la agencia de Centro América de nuestro mayor cliente y no fuimos seleccionados, perdimos casi el 75% de ingresos, muchas personas cercanas, familia y amigos de confianza lo primero que me dijeron fue a quiénes vas a despedir, y yo respondí que iba a orar para saber que me indicaría el Señor, sin embargo mi oración sobre esto no fue contestada, eso me preocupo más, como iba a pagar, si no cubría la planilla.

Al pasar los días el Señor me dio paz y seguí esperando, nunca deje de trabajar en la iglesia, al contrario todo lo que pude hacer lo hice. Di primicias cuando no teníamos para la planilla, sembré en la iglesia, aún con préstamos, cuando no había para pagar mi sueldo, pague cuentas médicas altas milagrosamente aún cuando solo veía números rojos, Dios estaba allí, cuidándome, dándome paz. Poco a poco empezaron a llegar llamadas de clientes nuevos y algunos que seguían con nosotros, sumados cubrían nuestro presupuesto, así fueron varios meses, Dios tenía cuidado de mi, en todo sentido. En el mes de mayo recibí una llamada para entrar a una nueva licitación, el proveedor escogido anteriormente tuvo problemas, de nuevo entramos a un proceso de licitación, el 1 de julio llego el correo que habíamos sido seleccionados para manejar la cuenta completa, fue una noticia increíble y empezamos el 11 de julio esta nueva aventura.

Ser agradecido con el Señor por medio de orar, presentar mis peticiones y dar gracias en todo de palabra y de actos me dio paz, el Señor respondió mis oraciones.